miércoles, 15 de octubre de 2008

Aparato Lagrimal


Aparato lagrimal:
Consta de la glándula lagrimal, y sus conductos, conjuntiva, puntos lagrimales y canalículos, así como del saco lagrimal y el conducto nasolagrimal.
La glándula lagrimal se encuentra en la fosa lagrimal de la pared superior, porción anterior de la órbita, rodeada por fascia y separada por el globo ocular por medio del músculo elevador del párpado superior y el recto lateral, el primero penetra en cierta extensión de la glándula y la divide en porciones orbitaria y palpebral. Tiene varios conductos que se abren en el fondo del saco superior de la conjuntiva.
Su irrigación la dan las ramas lagrimales de la arteria oftálmica y la inervación procede de la rama lagrimal del trigémino que es sensorial pero también contiene fibras secretorias de la rama cigomática de la división maxilar, pertenecen al facial y son responsables de la secreción de las lágrimas.
Cuando los párpados están cerrados, la conjuntiva forma una cavidad virtual, limitada por la superficie anterior del globo ocular y la cara dorsal de los párpados.
El líquido lagrimal es colectado por 2 aberturas, una en cada parpado (puntos lagrimales); de estos parten canalículos que se dirigen medialmente alrededor del lago lagrimal para vaciarse en el saco lagrimal. De este las lágrimas fluyen hacia abajo a través del conducto nasolagrimal para vaciarse en el meato inferior de la cavidad nasal.
La porción lagrimal del músculo orbicular de los ojos ayuda a colectar las lágrimas, presiona sobre el saco lagrimal cuando se cierran los párpados y de esa manera reduce su tamaño. Cuando viene la relajación del músculo, el saco se agranda y actúa como una bomba de sección.